Una inscripción gremial subterránea

TRABAJO DIO RECONOCIMIENTO OFICIAL AL SINDICATO DE LOS TRABAJADORES DEL SUBTE
Una inscripción gremial subterránea

Tras un largo conflicto, el ministro Tomada firmó una resolución otorgando la inscripción gremial a la Asociación de Trabajadores de Subterráneo y Premetro, enfrentada con la UTA. Los delegados lo consideraron un triunfo.

por Federico Poore
Página/12, 26-11-2010

Luego de varios años de conflicto, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, firmó ayer una resolución mediante la cual se reconoce oficialmente el sindicato de los trabajadores del subte, enfrentado a la conducción de la Unión de Transportes Automotor (UTA). Ahora, los “metrodelegados” podrán presentarse formalmente a elecciones y pelear por la representatividad del sector. “Este triunfo no es solamente del subte, es de todos los trabajadores que luchan por tener un sindicato”, expresó a Página/12 Néstor Segovia, delegado de la línea C.

La medida se dio a conocer luego de un fallo de la Cámara Laboral, fechado en septiembre, que ordenaba “la simple inscripción” de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subterráneo y Premetro (Agtsyp). La cartera de Trabajo también cumplió con un acta firmada hace un año, en la que se comprometía a avanzar en “los trámites administrativos” necesarios para inscribir a la entidad.

“El expediente tenía complejidades importantes porque había que definir si era un gremio de actividad o de empresa”, detalló Tomada, que desde la sede del ministerio dijo que el reconocimiento –de acuerdo con el inciso c) del artículo 10 de la Ley de Asociaciones Sindicales– permitirá terminar con “el estado de reclamo permanente” vivido en años anteriores en las distintas líneas de subte, en el marco de un prolongado enfrentamiento entre sus trabajadores y la UTA.

–¿Qué factores permitieron tomar la decisión? –quiso saber este diario.

–Concretamente, la convicción de que ahora podíamos destrabar este conflicto sin perjudicar a millones de usuarios –respondió Tomada.

En ese sentido, el funcionario destacó que su cartera “ha llevado adelante un delicado equilibrio” entre los sectores en pugna y tuvo siempre “como actor privilegiado al que no está sentado en la mesa, es decir, el usuario, por lo que se adoptó la resolución en la convicción de que no se perjudicara el normal funcionamiento de los servicios”.

En concreto, la resolución 1381 del Ministerio de Trabajo establece la inscripción “en el Registro de Asociaciones Sindicales de Trabajadores a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (...) con carácter de Asociación Gremial de primer grado”. Tomada eligió una tautología para explicar la medida. “El sindicato ha pasado a ser un sindicato”, dijo.

De esta manera, la organización demandante –cuyos delegados provienen, en su mayoría, de la CTA– obtendrá ciertos derechos, aunque no los que tienen las organizaciones con personería gremial, como la firma de convenios colectivos y la administración de obras sociales, entre otros. En cambio, podrán –y deberán– llamar a elecciones de manera tal de “regularizar la situación institucional” del nuevo sindicato. El texto detalla que la entidad ahora cuenta con diez días para presentar su estatuto.

La resolución se comunicó por la tarde con la conducción de la UTA que lidera Roberto Fernández, mientras que por la noche se puso al tanto de la noticia a la nueva organización, donde no ocultaron su alegría por la conquista. “Esto corona diez años de lucha, en los que supimos ir construyendo una representatividad que se supo mantener en el tiempo –expresó Roberto ‘Beto’ Pianelli, representante de la línea E–. Ahora hay que normalizar el sindicato. Después pediremos ir a la compulsa con la UTA por ver quién tiene la mayoría, y aquel que la consiga obtendrá la representatividad colectiva.”

“Es un gran paso adelante. Ahora tenemos que pelear por la personería gremial”, dijo, por su parte, el delegado de la línea B Claudio Dellecarbonara. “Tenemos 45 días para normalizar el sindicato –concluyó–, pero en este momento estamos festejando.”

Entre la gente

LOS RESTOS DE NESTOR KIRCHNER ATRAVESARON LA CIUDAD EN MEDIO DE MUESTRAS DE CARIÑO
Entre la gente

por Federico Poore
Página/12, 30-10-2010

Llovieron miles de flores y los que esperaban la caravana se acercaban a los vehículos para tocarlos en señal de despedida. Hubo aplausos, sollozos y dedos en V. La Presidenta se bajó del auto y retó a los policías que forcejeaban con los manifestantes.

El dolor, el respeto y el fervor militante se conjugaron ayer a lo largo de cinco kilómetros, en una emocionante procesión que despidió los restos de Néstor Kirchner. Una multitud se volcó a las calles para seguir el cortejo fúnebre desde la Casa Rosada hasta el Aeroparque, y no hubo lluvia ni despliegue policial que bastara para contenerla. Personas de todas las edades lloraron, aplaudieron y siguieron al ex presidente mientras los más jóvenes cantaban: “Yo soy argentino / soy soldado del pingüino”.

Al mediodía, la Plaza de Mayo estaba prácticamente vacía. Luego de la despedida popular en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos, la mayor parte de los manifestantes se acercó hasta la parte trasera de la Casa de Gobierno esperando la salida de la comitiva oficial. Se unieron a miles de personas que estaban desde temprano sobre la calle Alem, resistiendo la llovizna con impermeables y paraguas de todos los colores. Los obreros que construían la extensión de la línea E del subte hicieron un alto en el trabajo para ver la procesión desde un andamio. Otros se colgaron de los postes de luz: para entonces, ya no había forma de quedar en primera fila. Algunos policías le pidieron a la gente que se ubique “arriba de la vereda”, pero no hubo caso. La marea humana se ubicó a ambos lados del lugar por donde debía pasar la procesión, casi fundiéndose en un abrazo.

En la esquina con Viamonte, un grupo de oficinistas había aprovechado la hora del almuerzo para acercarse a presenciar el cortejo. La ronda se abrió en sorpresa cuando apareció un conocido de la empresa.

–¿Y vos qué hacés acá? –lo increpó jocosamente una de las chicas.

–¿Qué tiene? –se justificó el hombre–. No estaba de acuerdo con algunas cosas, ¡pero era un ex presidente!

Mientras tanto, un anciano se refugiaba de la lluvia en una galería y se sorprendía por tamaña “demostración de afecto”. Vestido de riguroso traje gris, el hombre se preguntó en voz alta si la imagen no evocaba el día de la muerte de Perón. La persona a su lado no pudo responderle, porque sonaron numerosas sirenas, bocinazos y el sonido de uno de los helicópteros. El ruido se hizo cada vez más fuerte. La marcha había comenzado.

De entre la gente, y escoltado por media docena de policías motorizados, apareció el Volkswagen gris en el que viajaba la Presidenta. Más atrás, otro coche llevaba el cajón con el cuerpo de Kirchner. Alrededor de ambos autos se desplegó un fuerte operativo con cientos de efectivos a pie, mientras llovían miles de flores sobre los coches y los presentes se acercaban a los vehículos para tocarlos en señal de despedida.

Entre ellos apareció el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, que con lágrimas en los ojos caminó al lado del cortejo mientras coreaba con la multitud “Néstor no se murió...”. Los trabajadores de su cartera, encabezados por Noemí Rial, bajaron de las oficinas del ministerio para saludar el paso del ex mandatario.

Cada uno procesaba a su manera lo que estaba viviendo. Hubo mujeres sollozando, familias que aplaudían y hombres que levantaron el brazo haciendo la V de la victoria. Tampoco faltaron cantitos contra el vicepresidente Julio Cobos ni consignas dedicadas a los medios opositores. “El que no salta es de Clarín”, vibraban los presentes. Este fervor militante convirtió al funeral en tal vez el último acto político de Néstor Kirchner.

De a poco, los vehículos se fueron abriendo paso en medio de empujones, aplausos, llantos y gritos. Unos sesenta policías rodeaban el centro de la caravana. Cerca de la esquina con Bartolomé Mitre se vivió una escena insólita: la Presidenta bajó del auto y retó a los policías, que forcejeaban con los manifestantes que intentaban acercarse. Luego volvió a subirse al asiento del acompañante y el cortejo siguió su rumbo.

Al llegar a la 9 de Julio, el coche oficial aligeró su marcha y varios militantes comenzaron a correr detrás de él, esquivando a quienes se habían apostado en el boulevard central. Inmune a los militantes que pasaban a su lado a toda velocidad, una señora mayor agitaba un pañuelo rosa y decía “Chau, chau...”. El tramo, con personas saliendo de todos los lados de la avenida, fue uno de los momentos más anárquicos de la recorrida.

“Venimos de Neuquén, de la Patagonia de Néstor, a rendirle a este líder el homenaje que se merece”, anunció Mabel, una señora “de muchos años de edad” –según su propia definición– que se ubicó a metros de la explanada del Malba. Igual de emocionada, su amiga Valentina contó que vino de Chile para despedir a Kirchner. “Adoro la Argentina y adoré a este presidente”, expresó.

La caravana dobló en Salguero y dejó atrás una estela de militantes que ya no podían seguirle el ritmo. En medio de la multitud, un auto particular que claramente no quería formar parte de la procesión tocaba bocina y su conductor pedía pasar. Algunos le gritaron “gorila”, pero un manifestante intercedió. Luego de abrirle paso, le explicó al resto su cálculo electoral: “Es parte de la clase media a la que podemos conquistar”. La carcajada fue general.

Las paredes del Carrefour de la zona estaban llenas de grafitti. “Nos diste dignidad”, leía uno. Sus autores fueron los trabajadores del supermercado, que al ver el coche fúnebre salieron a la calle con sus uniformes y lo despidieron con aplausos. Uno de los manifestantes, paraguas en mano, llegó caminando hasta esa parte. Flaco y de anteojos, se presentó como Martín, un ciudadano sueco. “Cuando Kirchner murió, sentí un dolor que me hizo dar cuenta cuánto nos había ilusionado. Por ahí uno lo criticaba, pero viéndolo ahora estaba claro que había encarado un rumbo”, dijo el hombre, que hace catorce años que vive en Argentina y que sintió “una profunda tristeza” por el repentino fallecimiento del santacruceño.

Luego de cinco kilómetros de recorrida, la llegada a Aeroparque tuvo algunos incidentes, cuando seguidores de Hugo Moyano intentaron entrar al sector militar del aeropuerto. La policía los dispersó con gases y el asunto no pasó a mayores.

Eran cerca de las tres de la tarde cuando el T 55 de la Fuerza Aérea con el ataúd de Kirchner partió rumbo a Río Gallegos. Al advertirlo, los distintos grupos se fueron dispersando bajo una lluvia cada vez más intensa. Pablo, un militante del MPR, emprendió la vuelta junto a sus hijos. “Los que estaban contentos hace dos días ahora se empiezan a preocupar porque vieron el tamaño de este apoyo”, sostuvo. “Acá hay muchísima gente suelta. Todos ellos se van a convertir en esperanza”, concluyó.

Entrevista a Julio Godio

JULIO GODIO, SOCIOLOGO, ESPECIALISTA EN TEMAS SINDICALES
"Hay que dar un debate de fondo"

por Federico Poore
Página/12, 24-10-2010

Julio Godio es uno de los principales referentes en temas sindicales del país. En diálogo con Página/12, el sociólogo, actual asesor del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, le apunta al fenómeno de la terciarización laboral que desató el conflicto ferroviario y pide que la muerte del militante Mariano Ferreyra dispare “un debate político-sindical de fondo”. “El asesinato es preocupante, pero no se va a resolver con ninguna ley sino con la participación política de la sociedad”, asegura.

–¿Cómo evalúa los sucesos que terminaron con la muerte de Ferreyra?

–Es un hecho grave porque constituye un retorno a las viejas prácticas de violencia intersindical. No olvidemos que se originó a partir de un conflicto entre la Unión Ferroviaria y trabajadores externalizados, precarios, que trabajaban en la línea Roca, apoyados activamente por el Partido Obrero. Lo que pasó debe preocuparnos seriamente, no tanto porque sea ya un hecho emblemático y definitorio de cosas que van a pasar dentro del movimiento obrero argentino sino porque es otro elemento más que se agrega al clima político de los últimos dos años.

–¿Cómo es este clima?

–Estamos viviendo una suerte de guerra de posiciones entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo, en un momento en el que no se avizora con claridad cuál puede ser el resultado de las elecciones del año próximo. Por eso la preocupación de que se recurra a este tipo de métodos violentos para resolver conflictos, tal como están planteados en el interior de los sindicatos. Más allá de la congoja que uno puede tener por un joven que muere –otro joven más, de apenas 23 años–, esto debe llamar a una reflexión sobre la vida sindical y política del país.

–El principal reclamo de los militantes agredidos tiene que ver con la terciarización, un fenómeno bastante extendido.

–El fenómeno de externalización de procesos productivos no es nuevo en la historia de la economía mundial. Por eso hay que agarrar el toro por las astas y lograr que estos trabajadores queden protegidos colectivamente mediante una representación en el sindicato de rama, que me parece la solución correcta para los trabajadores del Ferrocarril Roca. Hay que eliminar estas formas de externalización trucha que se hacen sólo para violar los derechos sindicales y laborales.

–Otra de las facetas del conflicto tiene que ver con los pedidos de mayor democracia sindical.

–Hay que separar los reclamos que puede tener la CTA con este conflicto. El tema de fondo es que los trabajadores terciarizados tienen que estar en el sindicato, en condiciones de igualdad con sus compañeros. Cualquier consigna que vaya contra estos principios de defensa de las uniones y federaciones, como la idea de crear sindicatos paralelos, está destinado a fracasar: la mayoría de los trabajadores quiere tener un solo sindicato por rama. Lo demás me parece inviable.

–¿Por qué?

–Porque debilita los intereses de los trabajadores, que deben estar unidos para combatir al capital. Por más que algunos puedan gritar “abajo la burocracia sindical”, una estupidez total que sólo sirve a pequeños grupos de izquierda.

–¿Entonces no hay lugar para impulsar procesos más democráticos?

–Sí, es posible plantear, por ejemplo, una reforma de la Ley de Asociaciones Sindicales. Tenemos que dar un debate político-sindical más de fondo.

–¿Cómo se desarrollan los vínculos entre las burocracias sindicales y los barrabravas u otras fuerzas de choque?

–Como fenómeno lleva un tiempo e incluye no sólo a los sindicatos sino también a los partidos políticos. Más aún: no nos asustemos si aparecen algunas empresas vinculadas a estas barras, tratando de hacer reinar la violencia en la política a costa de la democracia. El asesinato de Ferreyra es preocupante, pero no se va a resolver con ninguna ley sino con la participación política de la sociedad para lograr separar la práctica deportiva de la práctica mafiosa.

–Algunos aseguran que al Gobierno le cabe cierta responsabilidad por haber sido “cómplice” de dirigentes sindicales como el titular de la Unión Ferroviaria. ¿Qué piensa de esta lectura?

–Es un argumento que viene de la oposición, una simple provocación. Cualquiera que mire la historia del país de 2003 en adelante sabe que las negociaciones que permitieron recuperar los niveles de empleo y de salario se hicieron con participación de las organizaciones empresarias y con los sindicatos afiliados a la CGT, además de algunos miembros de la CTA. Tratar de achacarle la responsabilidad del hecho a un gobierno que no ha reprimido me parece una provocación que forma parte de un clima de enrarecimiento de la vida política argentina, alimentado por sectores de oposición que no tienen ninguna perspectiva de poder gobernar el país de forma democrática. Estamos yendo hacia un cono de sombras, algo que después de todo el esfuerzo que se hizo para salir de la dictadura no se puede permitir. ¿Vamos a volver al clima de los setenta? Sabemos ya a dónde nos llevó el no poder darnos el tiempo para decir: “Paremos un poco y veamos los problemas políticos de fondo”. Esto, me parece, se está dando con la idea clara de asustar a la clase media.

–Pero las fuerzas de choque existen. ¿Cuál es la solución?

–Me parece de vital importancia dilucidar quiénes han sido los ejecutores del hecho y quiénes sus autores intelectuales. En cuanto al debate más amplio, resulta crucial evitar las soluciones mágicas. Se puede comenzar estableciendo fuertes compromisos políticos con los clubes de fútbol, bajo la idea de que si el clima se sigue enrareciendo ellos también la van a pasar feo. El asunto debe ser tomado con mucha serenidad.

"Un chico tímido pero inquieto"

MARIANO FERREYRA, EL MILITANTE DEL PO QUE MURIO DE UN DISPARO
"Un chico tímido pero inquieto"

por Federico Poore
Página/12, 21-10-2010

Tenía 23 años y militaba en la sede Avellaneda del Partido Obrero. También integraba la FUBA. Había llegado a media mañana a la estación de tren para acompañar la protesta de los ferroviarios. Llegó al Hospital Argerich sin vida.

Cuando lo asesinaron por protestar, Mariano Ferreyra tenía sólo veintitrés años. Militaba en la sede Avellaneda del Partido Obrero y en 2002 había participado del corte del Puente Pueyrredón que terminó con otras dos muertes, las de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. “Era un chico tímido pero inquieto, muy solidario y formado en la lucha”, dijo Norma Giménez, una de sus compañeras en el partido.

Flaco y de rulos negros, Mariano también integraba la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) y desde la adolescencia tuvo interés por militar en la izquierda. Mientras cursaba el secundario intervino activamente en el centro de estudiantes, donde lo eligieron delegado de su colegio y hace algunos años formó parte de la ocupación de la fábrica recuperada Sasetru.

Su historia de militancia dio un salto cuando comenzó el ingreso a la universidad para estudiar Historia. “Lo marcó mucho el reclamo por un edificio propio para la escuela de música popular”, recordó Marcelo, integrante de la Unión de Juventudes Socialistas (UJS), la organización juvenil del PO. Tiempo después se recibió de tornero y durante los últimos tres años trabajó intermitentemente como metalúrgico. Allí, como empleado a prueba o contratado, conoció de primera mano algunas de las facetas de la precarización laboral.

Quizá por eso, Mariano no dudó en sumarse ayer a la manifestación en apoyo a los trabajadores tercerizados del Ferrocarril Roca, luego de que los despedidos apelaran a la solidaridad de las organizaciones políticas y sociales. Llegó a la estación Avellaneda a media mañana, acompañado por militantes del PO, de la FUBA y del Polo Obrero, con la intención de cortar las vías. Fue su última protesta. Los esperaba una patota que les arrojó piedras desde el terraplén y luego los corrió durante varias cuadras. Uno de sus integrantes sacó un arma de fuego y les disparó. Mariano recibió un balazo en el tórax y llegó al Hospital Argerich sin vida.

Hasta ayer vivía en su casa de Sarandí, cerca del Coto de Avellaneda, junto a sus padres y su hermana menor. En los últimos meses les había contado a sus conocidos sus ganas de empezar a estudiar cine en la Universidad de Lanús.

“Esto no es un rayo en cielo sereno”, aseguró Giménez. Su amiga denunció que “la patota del gremio de los ferroviarios viene actuando hace más de un mes” y lamentó con rabia que pese a la presencia de la policía en el lugar no haya hasta el momento ni un solo detenido por el asesinato de Mariano.

Red de solidaridades para luchadoras incansables

APOYO INTERNACIONAL A LA POSTULACION DE LAS ABUELAS DE PLAZA DE MAYO AL PREMIO NOBEL DE LA PAZ
Red de solidaridades para luchadoras incansables

El 8 de octubre el Comité Nobel anunciará quién resultó electo como ejemplo de la paz en el mundo. Agradecida por la candidatura que impulsó el senador Daniel Filmus, Estela de Carlotto dijo que “el mejor premio, siempre, es encontrar otro nieto”.

Producción: Federico Poore
Página/12, 29-09-2010

El juez español Baltasar Garzón, la senadora chilena Isabel Allende, el cantante Joan Manuel Serrat y la Selección Argentina de fútbol son algunos de los embajadores de lujo que impulsan la postulación de las Abuelas de Plaza de Mayo para el Premio Nobel de la Paz. Convocados por la asociación civil Abuelas de la Paz, todos ellos brindaron su respaldo a la organización que preside Estela de Carlotto y abogaron por que el premio que el comité noruego entregará en dos semanas se lo lleve Abuelas “por su incansable tarea”.

La candidatura, impulsada por tercer año consecutivo por el senador Daniel Filmus, fue aceptada por el comité el 20 de abril. Desde entonces, decenas de artistas y personalidades que por su prestigio y trayectoria gozan de una fuerte visibilidad pública se sumaron a la iniciativa y comenzaron a oficiar como sus embajadores ante el mundo.
El arte

“Su causa es la mía”, manifestó Serrat en su carta de apoyo. “Su ejemplo, su compromiso y su trabajo incansable a lo largo de todos estos años han hecho posible no sólo rescatar y restituir a las legítimas familias a muchos niños secuestrados por la dictadura sino también mantener encendida en la sociedad, dentro y fuera de la Argentina, la llama de la conciencia que nos empuja a conocer la verdad”, escribió.

El músico catalán forma parte del Consejo de Notables que el mes pasado hizo su presentación oficial en el Senado argentino. En aquel entonces, el juez Baltasar Garzón –suspendido en su país por investigar los crímenes del franquismo– dio su apoyo a las Abuelas en un acto que compartió junto a la senadora Isabel Allende, la hija del ex presidente Salvador Allende; y el ministro de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak.

El madrileño Ismael Serrano también se manifestó a favor de la iniciativa. Las Abuelas –dijo– “forman parte de una asociación que lucha por la identidad y la justicia, contra el olvido y el silencio. Hubieran preferido no asumir el protagonismo que hoy tienen, pero terribles circunstancias las obligaron a tomar la responsabilidad que al día de hoy las ha convertido en indispensables referentes morales en todo el mundo”, expresó el músico. El autor de “Principio de incertidumbre” relató algunas de las charlas que compartió con Carlotto y con Tati Almeida, la referente de Madres de Plaza de Mayo, y luego confesó: “En cada encuentro trato de contagiarme de su arrebatadora juventud”.

“Aun hoy, hombres y mujeres nacidos entre el ’75 y el ’80, con dudas con respecto a su identidad biológica, siguen acudiendo a las Abuelas en busca de la verdad”, contó Serrano. “Tras el análisis de ADN, después de tantos años, vuelven a nacer al reconocerse en las fotos de los padres reencontrados que las abuelas siempre guardan como un tesoro”, concluyó.

Para el músico Miguel Angel Estrella, embajador argentino ante la Unesco, la acción de Abuelas es “una causa de amor y justicia para pacificar nuestra sociedad”. “Su acción humanista, valiente y de gran coraje ha contribuido no sólo a resistir una dictadura cruel, sino también a preparar el retorno a la democracia –escribió Estrella desde París–. Conquistada ésta, con nobleza e inteligencia ejemplares comenzaron las investigaciones sin pausas para llegar a los juicios de los represores, responsables de la desaparición de sus hijos y del robo de los nietos nacidos durante el cautiverio de sus madres.”
Apoyos locales

Uno de los respaldos argentinos más difundidos recibidos por Abuelas fue el del ex entrenador de la selección nacional Diego Maradona. Junto con el suyo, llegó el de todo el equipo celeste y blanco, que el pasado 24 de mayo desplegó una bandera en el estadio Monumental apoyando la postulación.

En los días previos a la Copa del Mundo, el ex DT recibió en Sudáfrica a Carlotto. Maradona, quien había conocido a la titular de Abuelas en un acto por el 1º de mayo en Cuba, expresó su respaldo a las acciones emprendidas por la organización. “Todos tenemos que estar con ellas”, expresó Maradona, antes de abrazarse con Carlotto en una imagen que recorrió el mundo. Ella prefirió aclarar que que “el mejor premio, siempre, es encontrar otro nieto”.

Otros apoyos locales fueron los de los músicos León Gieco y Gustavo Santaolalla, el rabino Daniel Goldman, el historiador Felipe Pigna, el periodista Pedro Brieger y el filósofo Ricardo Forster. En esa misma línea, Abuelas de la Paz organizó durante las últimas semanas juntas de firmas en distintos puntos del país, buscando darle un espaldarazo popular a la iniciativa. Hasta ayer se habían recolectado más de 12 mil adhesiones.
Las chances

Este año llegó a Oslo la cifra record de 327 propuestas de nominaciones. Se habló, por ejemplo, de una potencial candidatura del presidente de Bolivia, Evo Morales –que obtuvo el respaldo del ex Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel–, pero hasta ahora los integrantes del jurado mantuvieron un fuerte hermetismo sobre los potenciales competidores de Abuelas. Todo parece indicar que, fiel a su estilo, el Comité que desde 1901 entrega los premios mantendrá en secreto la nómina final.

El ganador será anunciado en Oslo el viernes 8 de octubre y la ceremonia de entrega de premios tendrá lugar el 10 de diciembre, cuando se conmemore la muerte del sueco Alfred Nobel, ideólogo del galardón.

“Se lo merecen por muchas razones, no sólo por las históricas –expresó Filmus al justificar la iniciativa–. No sólo por haber peleado en épocas en las que el terrorismo de Estado imperaba en la Argentina, sino porque siempre han buscado justicia y memoria, y nunca la venganza ni la revancha personal”, agregó.

Argumentos similares brindó la organización Abuelas de la Paz. “Con su lucha infatigable se han transformado en uno de los principales paladines y símbolos del valor de la democracia y la paz en América latina, uno de los continentes más golpeados por las interrupciones del orden constitucional”, expresaron sus referentes. En menos de dos semanas se sabrá si finalmente llegó la hora de ese reconocimiento.

Campana de largada

EL EJECUTIVO REGLAMENTO LA NUEVA LEY DE MEDIOS
Campana de largada para los servicios audiovisuales

por Federico Poore
Página/12, 02-09-2010

La Autoridad de Servicios de Comunicación podrá comenzar a adjudicar licencias a entidades sin fines de lucro y aplicar la regulación publicitaria, entre otras medidas. Deberá esperar un fallo de la Corte para que corra el plazo de adecuación para los grupos oligopólicos.

La ley de medios audiovisuales ya es una realidad. Diez meses y media docena de medidas cautelares después de su promulgación, el texto que reemplaza la ley de radiodifusión sancionada por la dictadura fue reglamentada y obtuvo así su plena vigencia. “No estamos acostumbrados a vivir en libertad de expresión y nos parece que el imperio del monopolio es el único posible. Esta es la primera vez que vamos a avanzar hacia la democratización del marco jurídico de los medios en la Argentina”, aseguró Gabriel Mariotto, titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca). Ahora el organismo podrá comenzar a exigir el cumplimiento de algunos de los principales aspectos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual aprobada en octubre pasado, como la regulación publicitaria, las cuotas de producción nacional y el ordenamiento de la grilla televisiva. También podrá adjudicar licencias a organizaciones sin fines de lucro, aunque deberá esperar un fallo de la Corte Suprema para dar por comenzado el plazo para que los grupos mediáticos se adecuen a los nuevos topes de licencias. La oposición rechazó que la ley se haya reglamentado antes de que se expida el máximo tribunal y sus legisladores harán una presentación a través del Parlamento (ver aparte).

“La ley pone a la Argentina en posibilidad de vivir en libertad de expresión y de terminar con las posiciones dominantes”, aseguró Mariotto. Para el titular del Afsca, la ley “es profundamente antimonopólica”, y la manera en la que fue reglamentada “garantiza la posibilidad de pluralidad y diversidad”, sostuvo.

Publicado ayer en el Boletín Oficial, el decreto reglamentario 1225/2010 lleva las firmas de la presidenta Cristina Kirchner y del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Fue fruto de varios meses de trabajo del equipo del Afsca. El organismo avanzó en esta etapa de la implementación de la norma después de que la Corte levantara en junio la suspensión total de la ley, detenida por presentaciones de opositores y grupos de medios. Hasta agosto, el Afsca organizó foros provinciales, donde se recibieron propuestas de medios comunitarios, universidades, sindicatos, agrupaciones de vecinos y operadores de cable, entre otros.

Estos son algunos de los principales aspectos puntualizados por la reglamentación:

- Quiénes pueden ser licenciatarios. La ley de medios audiovisuales permite, por primera vez, que las cooperativas de servicios públicos accedan a la titularidad de licencias de radio y TV. La reglamentación del artículo 31 confirma que estas asociaciones también podrán prestar servicios de telecomunicaciones. En otras palabras, el mercado sigue estando vedado para las grandes compañías telefónicas, tal como exigió el centroizquierda no oficialista durante el debate parlamentario por la ley.

- Producción nacional. Con el objetivo de fomentar el cine nacional, los canales de televisión deberán pasar al menos ocho películas argentinas por año. Todas deberán ser estrenos televisivos. Las señales regionales o de cable, eximidas de esta obligación, deberán aportar al fondo del Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), con lo que se financia el cine local. El decreto agrega que las películas deberán pasarse en horario central. “Los cinco canales de TV abierta de Buenos Aires deberán estrenar ocho películas cada uno: un total de cuarenta films nacionales”, explicó a este diario Gustavo Bulla, director de Supervisión y Evaluación del Afsca, que agregó que los derechos de estas producciones deberán ser adquiridos por anticipado. “Un éxito lo compra cualquiera. El tema es apostar por un guión”, sostuvo.

- Multiplicidad de licencias. Una misma persona jurídica no podrá tener más de diez licencias de televisión abierta o radio en todo el país, ni más de tres en una misma zona de cobertura, tal como lo estableció la 26.522. El decreto agrega que los operadores de cable no podrán funcionar en más de 24 ciudades o municipios. “El Grupo Clarín en la ciudad de Buenos Aires y en algunas ciudades del interior tiene más licencias de las permitidas, lo mismo que Supercanal en Mendoza”, explicó Mariotto. El titular del Afsca recordó que, de acuerdo con la nueva legislación, “quien tiene televisión abierta no puede tener distribución de señales de cable en la misma área de cobertura”. Adicionalmente, y en consonancia con el espíritu antimonopólico de la norma, ningún licenciatario individual podrá dirigirse a más del 35 por ciento de la población nacional.

- Plazo de adecuación. La situación de las empresas que poseen más licencias de las ahora permitidas o que exceden el porcentaje de alcance autorizado por la nueva ley fue uno de los puntos más discutidos. La reglamentación finalmente lo desdobló en dos criterios. En primer lugar, se les da la posibilidad de presentar un plan de adecuación voluntaria, es decir, de “iniciar el trámite de adecuación mediante declaración jurada” en la que los grupos propongan la regularización de su situación. De no hacerlo, la autoridad de aplicación podrá actuar de oficio y realizar las transferencias necesarias. “Se le pone un piso y un techo a la voluntad empresaria”, resumió Bulla.

- Publicidad. Las publicidades en el interior de los programas deberán limitarse a sobreimpresos o zócalos. “Con el objeto de evitar la contaminación visual”, dice la norma, los “chivos” no podrán ocupar más de un quinto de la pantalla y se computarán como publicidad dentro de los límites máximos establecidos por la 26.522. Asimismo, se establecen condiciones para la transmisión publicitaria en el horario de protección al menor. “La idea es que no te pasen un ‘Mandá HOT al 2020’ en medio de Floricienta”, ilustró una fuente del organismo.

- Transmisión en red. Las retransmisiones quedan permitidas, pero reguladas. El decreto establece que la estación de origen deberá pasar al menos una hora de producción propia en el horario central, “además del servicio informativo propio”. Sólo el 30 por ciento de programación de una jornada puede ser una retransmisión total de la radio o canal de cabecera. “Sobre 24 horas sólo siete podrán conectarse en red –detalló Bulla–. Las restantes 17 las tendrán que ocupar con programación diseñada en la estación.” Además, el organismo llevará un registro de las emisoras integrantes de la red y de los porcentajes y contenidos de retransmisión.

- Ordenamiento de la grilla. Tal como anticipó este diario, la reglamentación establece un ordenamiento de la grilla del cable “de forma tal que todas las señales correspondientes al mismo género se encuentren en forma correlativa”. El decreto les da prioridad “a las señales locales, regionales y nacionales y a aquellas destinadas a programas infantiles, educativos e informativos”.

Otros aspectos quedaron relegados para más adelante y los irá estableciendo la autoridad de aplicación. Entre ellos, la conformación de un Consejo Asesor de la Infancia, un plan de fomento a la producción de programas de ficción y el organigrama del nuevo Afsca.

La autoridad funciona con mayoría propia desde enero, pese a la protesta de la oposición, que aún no nombró a los miembros por la segunda y tercera minoría. “Lo lógico es esperar que se despejen las cuestiones judiciales”, dijo a Página/12 la diputada Patricia Bullrich, de la Coalición Cívica. Para la legisladora, “la ley no está en condiciones de ser reglamentada todavía y no nos parece oportuno no esperar los fallos”.

Bullrich se refería al artículo 161, que pone un plazo de un año para que las empresas excedidas en cantidad de licencias se adecuen a los nuevos topes de concentración. Este artículo fue judicializado por el Grupo Clarín –entre otros medios–, cuyo planteo fue remitido en julio a la Corte para que se expidiera sobre su supuesta inconstitucionalidad. Esta traba legal implica que, desde ayer, la norma funciona en todos sus aspectos –cuotas mínimas, regulaciones publicitarias–, exceptuando el plazo de adecuación. “Formalmente, ese artículo está suspendido y lo tiene en estudio la Corte. No bien esté liberado, el directorio estará en condiciones de sacar una resolución y, a partir de ahí, empezará a correr el reloj de arena”, agregó Bulla.

La transformación del mapa de medios se iniciará con la adjudicación directa de licencias a las entidades estatales y sin fines de lucro. Luego comenzarán los concursos para nuevas señales comerciales. Finalmente, la sentencia del máximo tribunal decidirá el destino de los grupos de medios. Si la Corte confirma el artículo 161, las empresas deberán quedarse con un máximo de diez señales de radio y TV. Si falla en contra, el Afsca aún podrá aplicarles el viejo límite de veinticuatro licencias, también incumplido.

Entrevista a Ernesto Laclau

ENTREVISTA CON EL FILOSOFO Y POLITOLOGO ERNESTO LACLAU
“Si prevalecen los monopolios,la guerra está perdida”

De visita en Argentina, Laclau se refirió al asunto de Papel Prensa. También elogió el rumbo del Gobierno y analizó el escenario que se plantea para las próximas elecciones presidenciales. Además, habló de la situación actual de América latina.

por Federico Poore
Página/12, 29-08-2010

SAN JUAN - Ernesto Laclau está cansado. Su última semana en San Juan estuvo repartida entre conferencias, reconocimientos y cenas en su honor bien lejos de Londres, donde vive. Por eso, antes de comenzar la entrevista, el autor de La razón populista se desploma en uno de los sillones del lobby del Hotel Provincial. Luego, sí, elogia el rumbo del gobierno de Cristina Fernández, compara el armado del kirchnerismo con el PT de Lula y dice que el modelo argentino es superior al de las “socialdemocracias” de Uruguay y Chile. Se anima, incluso, a hablar de Papel Prensa. “Si prevalecen situaciones monopólicas o conservadoras, la guerra está perdida”, asegura.

–Usted sostuvo que el modelo económico argentino “rompía con el neoliberalismo de los noventa”. ¿Dónde observa estas rupturas?

–En primer lugar, si no hubiese estado este gobierno, con su capacidad de resistencia a los dictados del FMI, estaríamos en pleno ajuste. Gracias a que no lo hubo, el país se ha recuperado rápidamente y la crisis internacional no ha llegado a golpear demasiado. La semana pasada apareció en The Economist un artículo sobre la estrategia económica de Cristina (Kirchner). Ellos reconocen que los índices económicos van muy bien, pero dicen que no es debido a la política económica del Gobierno, sino que sostienen que lo que han tenido los Kirchner es mucha suerte. Esto me hizo acordar a una historia de Napoleón contra los generales austríacos. Los austríacos llevaban a cabo una guerra con ejércitos aristocráticos, con todas las reglas científicas de la forma de combate del siglo XVIII. Luego llegaba Napoleón con sus ejércitos populares, destrozaba las líneas austríacas y ganaba la batalla. Y los generales austríacos decían: “Gana, pero no es científico” (risas).

–¿Cómo describiría el escenario político para las próximas elecciones?

–Hace un año había predicho que si la oposición tuviera un mínimo de sentido común, iría por una fórmula Alfonsín-Binner. Ahora parece que están avanzando en esa dirección. El problema de la oposición es no poder presentar un frente unificado en primera vuelta. Los radicales van a seguir con su alianza con el socialismo, pero el Peronismo Federal no se va a quedar atrás. Va a tener que elegir un candidato y ahí es una bolsa de gatos total. Además, Pino Solanas se va a presentar sí o sí. Entonces con por lo menos tres fuerzas opositoras, la posibilidad de que Kirchner obtenga el 40,1 por ciento de los votos en la primera vuelta y que tenga una distancia de más de diez puntos del candidato que lo siga son bastantes altas. En resumen, tal como va la cosa hasta ahora creo que las chances del kirchnerismo son considerablemente mejores que hace un año.

–Hay quienes sostienen que la postulación presidencial de Solanas podría restarle votos a Néstor Kirchner. ¿Esto es así?

–No, definitivamente no es el mismo electorado. Además, la suya es una política tan zigzagueante y tan oportunista, que la misma gente que lo votó ha tenido un gran desencanto con Pino Solanas.

–¿Hay lugar para algo que esté a la izquierda del kirchnerismo?

–Sí: Martín Sabbatella. Hoy puede ser un polo de construcción para fuerzas de centroizquierda que entren en una alianza para la presidencia, y ser una transversalidad más real que la del pasado.

–¿A qué se refiere al plantear que el kirchnerismo es un significante abierto?

–Es un significante abierto en el sentido de que todo lo que empezó a surgir en el 2003 recién comienza a tomar una cierta imagen. En el 2003 era poca cosa: Kirchner salió elegido candidato por uno de esos movimientos internos casi incomprensibles del peronismo y empezó a fijarse en el imaginario colectivo con una cierta idea de unidad o de acuerdo, dado que tiene que representar un arco bastante amplio de fuerzas. Afortunadamente, su núcleo político es lo suficientemente razonado como para no hacer la ingenuidad de lanzarse a conducir un partido exclusivamente ideológico. La incorporación de las distintas fuerzas que se unieron bajo la denominación de “kirchnerismo” es la misma política que ha hecho Lula en Brasil. El Partido de los Trabajadores es ideológicamente muy limitado, pero cuando llegó al Gobierno tuvo que generar una política basada en la transversalidad con grupos de centroizquierda. Las alianzas son otras, y no necesariamente tienen que competir entre ellas. Además, tienen una excelente presidenta del Banco Central, que esperemos que pueda seguir, y un papel político perfectamente claro.

–¿Por qué dice que la división entre Estado y sociedad civil se está borrando?

–Porque hubo una politización de una cantidad de sectores de la sociedad civil. Hace cuarenta años, si uno pensaba cuáles sectores de la sociedad estaban politizados, tenía que decir: los sindicatos. Pero hoy, junto con los sindicatos hay otro tipo de organizaciones. Después de 2001 empezaron las fábricas recuperadas, los piqueteros, movilizaciones en la sociedad que necesariamente conducen a la ampliación del espectro democrático. Estas organizaciones son cuasiestatales: participan activamente de la esfera política, varían en el tiempo y empujan cada vez más límites. El kirchnerismo se ha favorecido por el desarrollo de esos movimientos.

–Chantal Mouffe sostiene que todo Gobierno construye un “nosotros” y un “ellos”. Usted sostuvo que, en un principio, el kirchnerismo construyó el “ellos” en el menemismo. ¿Cuál sería el actual?

–El poder financiero de las corporaciones, claramente.

–¿Y el caso de los medios de comunicación?

–Los medios están organizados monopólicamente, de forma muy poco democrática. El asunto de Papel Prensa es claro en ese sentido, es un monopolio que a partir de ahora no va a existir. El Congreso podrá imponer algunos obstáculos pero el tema ya quedó planteado. Es un momento de apertura. Me parece que la batalla política tiene que darse en base a una relación distinta respecto a los medios, y si prevalecen situaciones monopólicas o conservadoras, la guerra está perdida.

–Hace un tiempo planteó que el kirchnerismo había encarado una reforma del Estado a partir del avance sobre ciertos aspectos de poder, como el reemplazo de la cúpula militar y la reforma de la Corte Suprema. ¿Cuáles serían los próximos pasos?

–Los pasos ya están dados. El Gobierno ha sancionado la ley de medios y avanzado con la reforma del sistema jubilatorio, eliminando una de las peores formas que prevalecían de los ’90. También ha implementado la asignación universal por hijo, que todavía es poco pero que es un paso importante. El nivel de pobreza del país claramente está bajando.

"Diez años más de redistribución"

EL EX PRESIDENTE NESTOR KIRCHNER CERRO JUNTO A ZELAYA EL FORO DE SAO PAULO
“Se vienen diez años más de redistribución”

por Federico Poore
Página/12, 21-08-2010

El secretario general de la Unasur elogió la gestión de su esposa, Cristina Fernández, dijo que “le dan pena” los diputados de centroizquierda que votan con la derecha y renovó el apoyo a Zelaya porque “siempre vamos a defender a Latinoamérica”.

El secretario ejecutivo de la Unasur, Néstor Kirchner, hizo ayer una encendida defensa de la gestión de su esposa, la presidenta Cristina Fernández, y prometió que en caso de que su espacio siga en el poder “se vienen diez años más de redistribución” del ingreso. En el cierre del Foro de São Paulo que compartió junto al depuesto mandatario de Honduras, Manuel Zelaya, Kirchner llamó a apoyar “responsablemente las medidas redistributivas de este gobierno” y criticó la media sanción de la propuesta opositora de aumento a jubilados. “Estamos en un punto de inflexión: hemos avanzado un diez por ciento del ciento por ciento que tenemos que avanzar. Recién ahora nos dimos cuenta de que se puede ser políticamente incorrecto, transgresor y gobernar la Argentina”, expresó.

“En la etapa que viene, por lo menos la década que viene, tenemos que profundizar fortísimo la distribución del ingreso y recuperar el 50 y 50 entre capital y trabajo”, sostuvo el santacruceño ante un nutrido grupo de militantes del espacio transversal. El ex mandatario aseguró que desde el gobierno del cual forma parte “vamos a seguir tomando medidas redistributivas” y opinó que la situación previsional “está mucho mejor de como estaba antes”.

Cerca del mediodía, el auditorio del Palacio San Miguel se había colmado de representantes del espacio pankirchnerista. Allí llegó el presidente del PJ, acompañado por el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; y los intendentes transversales Francisco “Barba” Gutiérrez (Quilmes) y Mario Secco (Ensenada), así como el titular del Frente Transversal, Edgardo Depetri, el presidente del Frente Grande, Eduardo Sigal, y numerosos delegados regionales que participaban del foro de partidos populares y progresistas de América latina.

Con tono de candidato, Kirchner criticó al Grupo A que logró la media sanción del aumento jubilatorio. En ese marco, lanzó un tiro por elevación a los legisladores de Proyecto Sur que comanda Fernando “Pino” Solanas. Sin nombrarlos, el ex presidente dijo que le “dan pena” los diputados “que se inclinan ante la derecha argentina desde una posición seudoprogresista, diciendo que quieren apoyar un proceso ‘liberador’”. Fue una clara referencia al bloque de Solanas, que esta semana dio quórum para la votación en la que se impuso la iniciativa jubilatoria de la UCR, el PJ disidente, la Coalición Cívica y el PRO. “No sé cómo pueden tener un doble discurso. El día que vean con quién han votado no van a poder mirar ni a sus nietos”, sostuvo.

El ex presidente hizo un breve repaso por las medidas tomadas por el Frente para la Victoria y explicó que en los últimos años aparecieron las mayores resistencias. “A mí me tocó gobernar en una Argentina absolutamente anarquizada. Hubo sectores que tuvieron una actitud mucho menos agresiva”, recordó. En cambio –dijo– “cuando se empezó a debatir la distribución del ingreso, muchos sectores se empezaron a preocupar”.

Para el titular del PJ, la estatización de las jubilaciones fue el primer gran logro de la gestión de su esposa, pero que medidas como ésas “evidentemente generaron una gran reacción”. A tono con la hipótesis de la “profundización del modelo”, el mandatario sostuvo que la asunción de Cristina Fernández fue el inicio de varios “intentos de cerco, de desestabilización, que hoy tienen un sentido claramente corporativo”. Kirchner dijo que en los últimos meses los medios y las corporaciones empezaron a mostrarse cada vez más juntos, como lo muestra el encuentro celebrado en el departamento del CEO de Clarín, Héctor Magnetto. “Los opositores dan pena, tocando el timbre de los medios más concentrados”, expresó.

Luego de insistir sobre la fuerza del “poder mediático”, el ex mandatario le dedicó un párrafo a la ley de medios audiovisuales, “una ley que evidentemente ha puesto muy nerviosos a algunos sectores acostumbrados a hacer lo que ellos quieren”.

“Construir la patria grande”

Kirchner había comenzado su intervención con un saludo al derrocado mandatario Mel Zelaya, a quien le expresó que “los argentinos lo recibimos como un gran presidente y lo acompañamos en la recuperación democrática de Honduras. Es dura la lucha, pero no hay que desmayar”.

El tramo más “regional” del discurso entusiasmó a un grupo de jóvenes militantes del Frente Amplio uruguayo, que fieles al cliché se acercaron mate en mano a escuchar al ex presidente. Más adelante, un dirigente del PRD mexicano agarró su Blackberry y comenzó a filmarse a sí mismo escuchando las palabras del secretario de Unasur.

Kirchner expresó la necesidad de “esbozar acuerdos que permitirán construir la patria grande con la que soñamos”. “Siempre nos van a ver defendiendo los intereses latinoamericanistas”, subrayó. En primera fila lo escuchaba Celso Delgado, el ex embajador de México en Buenos Aires que recibió a Héctor Cámpora en la sede diplomática luego del golpe de 1976. También estaban cerca el secretario del Partido Comunista, Patricio Echegaray, y el secretario de Relaciones con el Parlamento, Oscar González.

“Los argentinos no podemos renunciar a lo que hemos logrado”, aseguró Kirchner, que terminó su exposición con un llamado a reflotar la transversalidad de cara a los comicios del próximo año. “Una Presidenta sola no puede. Hace falta una organización nacional y popular a lo largo y a lo ancho de la Argentina”, sostuvo. Para el actual diputado nacional, en el espacio progresista “no hay discursos uniformes” y quienes apoyen al Gobierno deberán entender “que en la diversidad se puede construir”.

“Lo importante es el aporte concreto, lo que nos lleve a la victoria y a la profundización del modelo”, resumió el ex presidente. Los aplausos desde el llano no se hicieron esperar y los cantitos de los transversales ya se habían unificado en un: “Oooh, Néstor va a volver...”.

"Por una CTA sin sectarismos"

YASKY PRESENTO LA LISTA QUE LO POSTULA A LA REELECCION EN LA CENTRAL SINDICAL
“Por una CTA sin sectarismos”

por Federico Poore
Página/12, 07-08-2010

“No tenemos vergüenza de decir que hay medidas de este gobierno que vamos a defender, porque son parte de nuestra historia de lucha”, dijo el secretario general de la CTA. Hubo críticas a la lista que respalda De Gennaro, aunque sin nombrarlos.

El secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky, presentó ayer la lista que lo postula para la reelección al frente de la central el próximo mes y lanzó fuertes advertencias al espacio opositor que impulsa la candidatura del estatal Pablo Micheli. “Queremos una CTA en donde ningún sector, organización o dirigente puedan caer en el error de creerse su dueño patrimonial, porque no creemos en la práctica sectaria ni en el agravio. El enemigo no está entre nosotros”, sostuvo Yasky al cerrar un acto en el teatro ND/Ateneo.

Cuando el titular de la central obrera tomó el micrófono se respiraba en el lugar un verdadero clima de fiesta. “Llegamos a uno de esos días en los que se sintetiza la lucha de todos estos años, llegó la hora de ponernos de pie y definir un camino para la CTA”, anunció el dirigente. Lo aplaudían centenares de militantes de distintas extracciones que coparon el teatro con bombos y banderas.

Yasky explicó que el momento histórico que vive el país “es distinto al de los ’90”. El docente destacó las estatizaciones de las jubilaciones y de Aerolíneas Argentinas y la puesta en marcha de la Asignación Universal por Hijo. “No tenemos vergüenza de decir que hay medidas de este gobierno que vamos a defender, porque son parte de nuestra historia de lucha. Las ganamos luchando”, sostuvo. La aclaración no se hizo esperar. “Esto no nos hace confundir al enemigo. Vamos a pelear cuantas veces haya que pelear para que haya redistribución de la riqueza y democracia sindical”, afirmó el dirigente.

Sus palabras fueron precedidas por la presentación de los candidatos de la Lista 10 en Capital y provincia de Buenos Aires, que en sus discursos enfrentaron de manera más abierta al espacio que responde al dirigente Víctor De Gennaro. “No puedo creer, y lo digo con dolor, que haya algunos compañeros de la otra lista que digan que las cooperativas que están en (el plan) Argentina Trabaja es clientelismo. ¡Eso que se lo dejen a Mirtha Legrand! –exclamó el titular de Suteba, Roberto Baradel–. Nunca se nos ocurrió descalificar a los compañeros con los argumentos de la derecha”, aseguró el candidato a secretario general de la CTA bonaerense. Recibió el aplauso de judiciales, telefónicos y de miembros de la Tupac Amaru.

“Dijeron que a Yasky lo eligieron diez iluminados”, continuó Baradel, en alusión a los dichos de Micheli el sábado pasado en el microestadio de Ferro. “Su candidatura la construimos desde el ’91, así como la de Víctor De Gennaro”, sostuvo el docente, que recordó que “hace más de cuatro años” se decidió que Yasky lideraría la central. “No fueron diez compañeros, sino miles y miles de trabajadores”, respondió.

Uno de los discursos más encendidos fue el del secretario general de ATE Zona Norte, Fabián Alesandrini, que hizo una defensa de la relación que la central mantiene con el Gobierno. “Que nos dejen de joder con kirchneristas sí, kirchneristas no, acá construimos unidad en la diversidad”, aseguró. “Los trabajadores no son boludos, compañeros –lanzó luego Marcelo “Nono” Frondizi–. Mi viejo me decía: ‘Pibe, si La Nación dice una cosa, vos tenés que estar de la otra vereda’. Si nos equivocamos, viene la revancha social del odio de los gorilas”, evaluó.

El resumen de las posturas lo dio el delegado de la Línea E de subtes, Roberto Pianelli, que se incorporó recientemente a la central. “No es lo mismo pelear por un kilo de arroz que por un uno o dos por ciento más. Valorar lo conquistado no significa quedarnos sentados esperando que caigan las mejoras. Queremos ir por más”, sostuvo.

También hablaron el titular de UTE-Ctera, Eduardo López, y el adjunto de la CTA Pedro Wasiejko, quienes junto al secretario gremial Victorio Paulón y el legislador porteño Francisco “Tito” Nenna completaban los cuadros más visibles de la lista.

Micheli disputa la conducción

LANZARON LA CANDIDATURA DEL DIRIGENTE DE ATE COMO SECRETARIO GENERAL DE LA CENTRAL OBRERA
Micheli disputa la conducción de la CTA

por Federico Poore
Página/12, 01-08-2010

El sector que responde a Víctor De Gennaro hizo un acto para mostrar a sus candidatos. “Queremos un país donde los pibes no se mueran de hambre y los viejos no se mueran pobres”, dijo Micheli. Aseguró que con las elecciones “no se rompe la unidad”.

La corriente de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) que responde a Víctor De Gennaro organizó ayer un plenario en el microestadio de Ferro donde se definieron las candidaturas para las elecciones de septiembre y se anunció la postulación del estatal Pablo Micheli como secretario general de la central sindical. “Vamos a transformar, queremos un país donde los pibes no se mueran de hambre y los viejos no se mueran pobres”, exclamó Micheli, que medirá fuerzas con el actual titular de la CTA, Hugo Yasky.

El encuentro contó con la presencia de las principales voces críticas a la actual conducción de la central obrera y cristalizó la división entre sus dirigentes de acuerdo a su grado de apoyo al gobierno de Cristina Kirchner. Será la primera vez –desde la creación de la CTA en 1992– que dos listas se disputen su conducción. “No es cierto que con esto se rompe la unidad. No es lo mismo la unidad de la cúpula que la unión de la clase”, argumentó Micheli. “Tenemos la convicción en las asambleas, en el conflicto y en la lucha social. En ese campo nos hemos forjado y por ese camino vamos a seguir”, anunció.

En un mediodía fresco y soleado, más de tres mil personas llenaron el microestadio del club de Caballito para escuchar el anuncio de las candidaturas de la Agrupación Germán Abdala, que la próxima semana presentará la Lista 1 para poder participar de las elecciones del 23 de septiembre. Cientos de militantes que llegaron más tarde al punto de encuentro, entre ellos muchas familias, siguieron el acto desde afuera a través de una pantalla gigante.

Uno de los primeros oradores fue el titular de CTA-Provincia de Buenos Aires Hugo “Cachorro” Godoy, que pidió “una central de trabajadores autónoma que se transforme en el proyecto de liberación de la Patria Grande”. “Somos los trabajadores los que generamos la riqueza y tenemos el derecho y la obligación de decidir cómo se distribuye”, expresó Godoy entre aplausos.

La presencia en el escenario de varios legisladores de centroizquierda no K puso de relieve el perfil opositor del cónclave. Los diputados de Proyecto Sur Claudio Lozano, Liliana Parada y Fabio Basteiro, entre otros, se mostraron junto a Micheli y De Gennaro y aplaudieron los discursos de los candidatos ubicados delante de una bandera azul con el eslogan “Vamos por más”.

“Vamos a construir la CTA de los cinco millones de afiliados que ponga en jaque a este modelo económico”, aseguró Carlos Chile, referente del Movimiento Territorial de Liberación (MTL) y candidato a secretario General por Capital Federal. El postulante por Formosa Abelardo Pereyra encendió los ánimos del público al apuntar contra la actual conducción de la central: “Parece que el poder los encegueció, entendieron que era mejor estar con los poderosos que con los trabajadores. No tienen lealtad ni dignidad”, disparó, mientras en el llano explotaba el cantito: “CTA de los trabajadores, / ni de los gobiernos / ni de los patrones”.

Uno a uno se fueron sucediendo los discursos de los candidatos de cada distrito, mientras los responsables de los grupos repartían sándwiches y agua mineral entre los asistentes. En la entrada al estadio, frente a la pantalla gigante, una decena de militantes improvisaba una versión con vientos y batucadas del hit cumbiero “El bombón asesino”.

El postulante adjunto Ricardo Peidró, actual secretario de Derechos Humanos de la central obrera, dijo que el 23 de septiembre –cuando un millón y medio de afiliados pongan en juego más de 16 mil cargos– va a darse “una batalla importante y fundamental para el futuro de la central”. El dirigente marplatense José Rigane fue más allá: “Nos jugamos el futuro de la clase obrera. Vamos a no delegar, para construir poder propio”, expresó Rigane, mientras lo aplaudían cientos de estatales con chalecos verdes.

Mientras los más chicos correteaban por los pasillos del club, Micheli retomó la palabra para expresar sus diferencias con la lista de Yasky. “Nosotros hemos recorrido el país. No es lo mismo definir una candidatura entre cuatro paredes, con diez iluminados, a que la decidamos en conjunto –sostuvo el titular de ATE–. Este es tiempo del debate de ideas. Creamos esta central con voto directo y secreto para que nuestros trabajadores diriman masivamente las cuestiones que los dirigentes a veces no podemos saldar”, explicó.

El candidato de la Lista 1, que hace unos meses sobrevivió a una enfermedad que lo mantuvo en terapia intensiva durante tres meses, le hizo un guiño a De Gennaro, quien en septiembre abandonará su puesto en la Secretaría de Relaciones Institucionales para dedicarse de lleno a la construcción de un instrumento electoral. “Ser secretario general de la CTA es lo más grande a lo que puedo aspirar como militante –dijo Micheli–. Alguien me preguntó: ‘¿No te gustaría ser presidente?’ No, mi mayor sueño es éste: ser secretario general. Pero porque además ya tengo a mi candidato a presidente”, expresó, antes de pedir una ovación para De Gennaro. El dirigente, fuera de micrófono, le aclaró entre risas: “Presidente, no sé”.

Para ese entonces, varios grupos del interior del país ya habían enfilado hacia la salida. Algunos de ellos tenían hasta dos días de viaje de vuelta, en micro, a sus hogares. Sin más tiempo para subir gente al escenario, Micheli apuró la mención de algunos de los dirigentes que lo acompañarán en las listas –entre ellos, el gastronómico Daniel Jorajuría y el secretario de Medios de la CTA, Juan Carlos Giuliani– y cerró el acto con una recomendación: “A gozar del hecho de ir a elecciones, pero con responsabilidad”, advirtió Micheli, que pidió que no quede “ningún rincón de la patria que dejemos de recorrer ni una sola mesa que dejemos de fiscalizar”.

Una estrella que está en declive

BAJARON UN 40 POR CIENTO LOS INGRESANTES A LA CARRERA DE COMUNICACION SOCIAL DE LA UBA
Una estrella que está en declive

por Federico Poore
Página/12, 23-07-2010

Los ingresantes a la UBA decrecieron en promedio un 22,4 por ciento en los últimos cinco años. En el caso de Comunicación esa merma casi se duplicó y contrasta con el estallido de hace quince años, cuando superaba todas las expectativas.


Alguna vez supo ser la estrella de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Sin embargo, cada vez menos jóvenes se inscriben a la carrera de Ciencias de la Comunicación: en los últimos cinco años, el número de estudiantes que ingresaron en el CBC para Comunicación bajó un 40 por ciento, según datos de la propia universidad. Desde la UBA aclaran que hubo una merma en todas las facultades, alrededor de 22,4 por ciento en promedio, y la explican a partir del repunte económico y la aparición de carreras parecidas en otras universidades. De todos modos, el director de la carrera de Ciencias de la Comunicación, Glenn Postolski, admite que también influye la extensión de la cursada.

“Es el fin de la explosión, un reacomodamiento”, explica la subsecretaria de Planificación del CBC, Marta Hughes. “Hace quince años, Comunicación fue un boom y recibió una bestialidad de inscripciones. Ahora se amesetó”, ilustra Hughes, apoyándose en un gráfico que indica cómo de 2004 a 2009 los anotados a Comunicación pasaron de ser 2700 a poco más de 1600, un número similar al que se observaba antes del boom de mediados de los ’90. Para la funcionaria del Ciclo Básico Común, “son modas, parte de un fenómeno que se repitió en varias carreras como Diseño de Indumentaria”.

Glenn Postolski, flamante director de la carrera de Ciencias de la Comunicación, elegido para el período 2010-2012, reconoce la merma de estudiantes y analiza varias causas. Algunas exceden a la propia facultad, como el cuestionamiento social a la figura del comunicador. “Hay una crisis del campo profesional que repercute en el imaginario del estudiante”, expresa Postolski, que como graduado de la carrera recuerda que “en algún momento hubo un auge de ingresantes vinculado con las dificultades económicas que atravesaba el país. Con la recuperación económica, es posible que una porción de ellos se haya volcado hacia las universidades privadas”.

Hughes suscribe a esa hipótesis. La funcionaria cuenta que, en los años inmediatamente posteriores a 2001, carreras como Comunicación “sonaban atractivas para todos aquellos jóvenes que no querían meterse en una carrera muy larga, cuya profesión necesitara un título habilitante, como Medicina o Derecho”.

La caída en la inscripción también puede explicarse a partir del surgimiento y desarrollo de las carreras de Periodismo y Comunicación Social en las universidades públicas del conurbano, como la de Quilmes o la de General Sarmiento. Para Postolski, la principal competencia que hoy enfrenta la UBA no son las carreras privadas de periodismo, sino las de producción de contenidos o entretenimiento. “La comunicación se volvió un campo mucho más complejo y necesitamos ir generando ofertas específicas sobre conocimientos que hoy están vacantes”, señala.

Así, la menor cantidad de ingresantes también permite lecturas relacionadas con la propia oferta académica. “Nuestra carrera es demasiado extensa –admite el director–. La tasa media de cursada de nuestros egresados es de siete años y esto es algo que debemos resolver: cómo adaptar nuestros contenidos, que son muy ricos, a una carrera de grado que no dé un título oficial recién a los siete, ocho años”, ilustra.

La necesidad de una reforma al plan de estudios cobra más fuerza si se piensa que el programa es prácticamente el mismo desde 1985, cuando se fundó la carrera. Hubo diversos intentos de modificarlo a lo largo de los años, pero nunca prosperaron. ¿Existen motivos para entusiasmarse esta vez? “Ahora armamos un espacio de discusión semanal que va a funcionar a partir de mediados de agosto”, cuenta Postolski. Su intención es llegar a las Jornadas de Comunicación, previstas para noviembre, con posibles soluciones a los dos principales problemas de Comunicación: la excesiva extensión de la cursada y la gran cantidad de materias obligatorias.

La propuesta de Postolski es que la carrera tenga la mayor cantidad posible de materias cuatrimestrales, para acercarla a una duración real de cinco años. También pretende reducir el número de asignaturas obligatorias (unas veintiséis conforman el tronco común) y aumentar las optativas, para que haya “mayor flexibilidad en el recorrido de los estudiantes”. No será un proceso fácil y ya se anticipan algunas resistencias. “Es difícil que alguien que hoy está con una materia obligatoria que se propone como electiva vaya a estar contento –evalúa–. Pero también es posible que la modalidad de las optativas, que se dictan un cuatrimestre sí y otro no, permita generar otra forma de trabajar al interior de las cátedras y que resulte beneficioso para docentes e investigadores.”

Para intentar modificar este panorama, el actual director apuesta a la serie de charlas que comenzarán el próximo mes y que estarán abiertas a toda la comunidad educativa. “Queremos ir construyendo consensos a medida que armamos la propuesta.”

Solito y solo

TODOS LOS BLOQUES OPOSITORES PORTEÑOS VOTARON POR INVESTIGAR AL JEFE DE GOBIERNO, PERO EL PRO BLOQUEO LA INICIATIVA
Más solo que Macri en el Día del Amigo

por Federico Poore
Página/12, 21-07-2010

La oposición buscó en la Legislatura porteña crear una comisión investigadora, citar a declarar a Macri y hasta obligarlo a que se tome licencia. El macrismo pudo postergar la movida y ahora los proyectos seguirán su trámite normal.

A duras penas, el macrismo pudo frenar ayer la creación de una comisión investigadora sobre las escuchas ilegales, luego de una ardua discusión en la Legislatura acerca de las responsabilidades penales y políticas del procesado jefe de Gobierno, Mauricio Macri. En una votación que se hizo sobre tablas y que requería al menos 40 votos para prosperar, el PRO impuso sus veinte bancas y bloqueó las iniciativas opositoras, incluyendo una citación a Macri para que declare en el recinto y otra solicitud para que se tome licencia. Lo llamativo fue que todos los bloques opositores votaron en contra de los deseos del jefe de Gobierno, que debió ser sostenido por su propia tropa. Tanto esfuerzo macrista servirá para poco: los proyectos ahora pasarán a comisión y al volver al recinto podrán aprobarse con mayoría simple.

Al término de la sesión especial, todo el arco opositor difundió un comunicado en el que repudió la actitud macrista de no aceptar “ni siquiera pedir el expediente” para contar con las pruebas utilizadas por la Justicia. “El gobierno, frente a la crisis, prefiere las conferencias de prensa y hablar a través de Internet y las redes sociales en lugar de respaldarse en el funcionamiento institucional”, aseguraron. El texto llevó las firmas de los bloques kirchneristas, Proyecto Sur, la Coalición Cívica, UCR, Nuevo Encuentro y numerosos monobloques, incluyendo al ex PRO Daniel Amoroso, actualmente en las filas de Francisco de Narváez.

La sesión, originalmente citada para las 15, arrancó con casi dos horas de retraso por negociaciones de último momento entre el vicepresidente primero de la Legislatura, Oscar Moscariello, y los titulares de los distintos bloques, que discutieron sobre el formato del encuentro. Finalmente se acordó que cada fuerza hablaría brevemente en el recinto y luego se haría, sobre tablas, la votación de las diferentes iniciativas opositoras. Sabiendo que había varias ausencias y al menos veinte macristas (en una sesión que comenzó con 49 legisladores), los opositores entraron al recinto con el resultado puesto.

“No puedo creer que haya un solo diputado de este recinto que no quiera que se conozca la causa y que no esté interesado en investigar”, expresó Julio Raffo, de Proyecto Sur. “Esta crisis no se resuelve ocultándose en los medios de comunicación”, reclamó el titular de su bloque, Fabio Basteiro, que pidió una comisión investigadora que tenga como fin “no reemplazar la tarea de la Justicia”, sino analizar “el mal desempeño de las funciones públicas” del jefe de Gobierno.

El titular de la bancada de la Coalición Cívica, Fernando Sánchez, defendió la posición opositora que tomó su fuerza al asegurar que “no se pueden leer segundas intenciones políticas ni ánimo de obstruir gestiones de gobierno. Ninguno de nosotros nombró al Fino Palacios ni a Ciro James”, lanzó.

Las coincidencias opositoras fueron en aumento. El peronista Diego Kravetz, autor del primer proyecto de comisión investigadora, aseguró que las charlas con los demás bloques resultaron en “propuestas superadoras” a su iniciativa “que podrían llevar a la apertura posterior de un juicio político”. “La Justicia va por un lado; nosotros tenemos que analizar las responsabilidades políticas –dijo Kravetz–. Es incomprensible que la mayoría no acompañe.” El kirchnerista Francisco “Tito” Nenna recordó a su turno que es la primera vez que un jefe de Gobierno procesado sigue en funciones y denunció que aquellos que no permitan la conformación de la comisión “serán cómplices de esta situación”.

Los cachetazos opositores se sucedieron uno tras otro. Todos resaltaron la gravedad de la situación de Macri (se insistió sobre la existencia de una “crisis institucional” en la Ciudad) y terminaron pidiendo –según el caso– un juicio político, la comisión investigadora, un pedido de licencia o que el jefe de Gobierno declare en la Legislatura. Incluso el ex macrista Daniel Amoroso, actualmente en el bloque Unión Federal que responde a De Narváez, pidió que se conforme una investigación, al entender que era “el mejor ámbito para que el jefe de Gobierno brinde las explicaciones que le sean requeridas”.

La defensa

Los macristas se limitaron a repetir los argumentos de su jefe procesado. “Es difícil pensar que es una casualidad que el llamado que desató todo esto provino de los servicios de inteligencia”, expresó Martín Borrelli, que también habló de un “esquema de amedrentamiento, acomodamiento y apriete” del gobierno nacional que puso en su cargo a los camaristas que fallaron contra Macri. Borrelli vinculó el tema de las escuchas con la SIDE y pidió discutir el tema “en el Congreso Nacional”, reclamo que fue acompañado por su compañero de banca Helio Rebot. “Hay cosas que tendrían que ser dichas en otro lugar”, sugirió, eludiendo las acusaciones. “Nosotros no estamos para rechazar el debate”, completó Alvaro González.

No obstante, minutos después se sometieron a votación las distintas iniciativas opositoras y el PRO las rechazó en bloque. La creación de una comisión y la convocatoria al jefe de Gobierno para que declare consiguieron 31 votos a favor, mientras que el pedido directo de juicio político (17), la solicitud de licencia (20) y el pedido del expediente de la causa contra Macri (29) también quedaron lejos de los cuarenta votos. Cada iniciativa recibió el rechazo de la bancada macrista.

“Me parece que el PRO lo único que hizo fue ganar tiempo”, expresó a Página/12 Gonzalo Ruanova, de Nuevo Encuentro. “En una semana y media, a más tardar, se va a tener que tratar en comisión”, agregó. Marcelo Parrilli confirmó que “todo va a quedar para agosto”, dado que hay temas pendientes en otras comisiones y que se acerca el receso invernal. Al cierre de esta edición, los distintos espacios aún no sabían si habría sesión el jueves o si la Legislatura ya entró en un receso de dos semanas.

Los expedientes pasaron a la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde el PRO tiene mayoría. Los opositores esperan que se vote un despacho de minoría que luego deberá ser aprobado en el recinto, donde alcanza con mayoría simple.

Entrevista a Daniel Filmus

DANIEL FILMUS Y EL DEBATE SOBRE EL PROYECTO DE PROTECCION DE GLACIARES
“La mayoría estaba de acuerdo”

por Federico Poore
Página/12, 18-07-2010

El senador asegura que gran parte del bloque oficialista de Diputados tenía voluntad de acompañar la iniciativa que él había acordado con Miguel Bonasso, pero se pidió la prórroga para “no llegar con una posición desunida”.

Daniel Filmus viene de una semana agitada. Entre la sanción de la ley de matrimonio para personas del mismo sexo y el extenso debate sobre la protección de glaciares, el senador kirchnerista pasó los últimos días defendiendo los proyectos impulsados por el bloque del Frente para la Victoria.

La discusión en Diputados sobre presupuestos mínimos para la protección de glaciares, que ya lleva tres años y que incluyó un veto presidencial en 2008, se relajó el martes a la noche cuando Filmus logró un acuerdo con el diputado opositor Miguel Bonasso. Ambos legisladores decidieron unificar el texto y presentar un proyecto consensuado, que la Cámara baja se encaminaba a aprobar hasta que el debate terminó en la madrugada del viernes por falta de quórum. Los representantes de las provincias mineras, en especial los de San Juan, reclamaron una prórroga que no les fue concedida, pero aprovecharon el retiro del macrismo para abandonar el recinto y dar por concluido el debate, que ahora continuará luego del receso invernal. “La mayor parte de los diputados del oficialismo acuerdan con este proyecto, pero no queríamos llegar a una posición desunida del bloque”, afirmó Filmus. “Es importante entender que ésta no es una ley sobre minería, sino una ley de medio ambiente”, expresó.

–¿Qué puntos de la ley de glaciares llegaron a ser aprobados?

–Esta semana se votaron los tres primeros artículos, incluyendo el segundo, que define el perímetro protegido. El proyecto original de (la ex legisladora del ARI Marta) Maffei se limitaba a la zona de alta montaña, pero lo que nosotros planteamos es que América latina y la Argentina tienen zonas a nivel del mar por debajo de los cero grado de térmica. El glaciar Perito Moreno, por ejemplo, está a 180 metros de altura, y esto no estaba protegido. A nuestro entender, la definición original de “zona periglaciar” no tenía sentido. Esta cuestión del periglaciar fue la única que quedó en una posición intermedia, incorporando la idea de media montaña.

–¿Cuáles considera que son las debilidades del proyecto que impulsa Miguel Bonasso?

–En primer lugar, aquella propuesta tenía un objetivo limitado. Nosotros, en cambio, especificamos ya en el primer artículo por qué preservamos estas reservas estratégicas: como reservas de agua para el consumo humano, para la agricultura, para la protección de la biodiversidad, como atractivo turístico... También agregamos una cláusula muy importante en el último apartado, estableciendo sesenta días –en lugar de los 180 originales– para que comience el armado del inventario allí donde las mineras ya estén operando. Por último, definimos los glaciares como bienes públicos, agregamos una instancia de participación ciudadana y contemplamos la intervención de la Cancillería en la zona de alta montaña, donde tenemos temas limítrofes pendientes con Chile.

–¿Usted plantea que el otro dictamen era más generalista?

–Exactamente. Nuestro proyecto se trabajó durante todo un año y mejoró varios aspectos sobre la base de una buena ley, que era la de Maffei. Creo que hemos avanzado y discutido con el acuerdo de las partes. Ahora bien: no es que este proyecto enriqueció al de Bonasso, sino que fue un proyecto único acordado sobre los puntos que más pueden proteger nuestros recursos naturales. Lo importante es que a través del diálogo y de la discusión, bajando los decibeles y los gritos, se está yendo hacia un objetivo común.

–La discusión de la ley va a ser retomada por Diputados durante la primera semana de agosto. ¿Qué se discutirá hasta entonces en el interior del bloque oficialista?

–Algunos diputados pidieron quince días más para estudiar el texto, dado que el proyecto por el cual llegamos a un acuerdo se resolvió recién el martes a última hora. Ahora bien, no es cierto que la mayor parte de los diputados disienta con el nuevo dictamen: la mayoría estaba de acuerdo, pero no queríamos llegar al recinto con una posición desunida del bloque. Por ejemplo, el diputado (Carlos) Cejas, vicepresidente de la Comisión de Medio Ambiente, sacó un comunicado diciendo que acuerda totalmente con el nuevo dictamen.

–Bonasso sostiene que la prórroga se relaciona con la necesidad del oficialismo de ganar tiempo para que las legislaturas de las provincias aprueben su propia legislación.

–Si alguna provincia quisiera sacar una ley así, lo podía hacer en un día, o la hubiese sacado hace dos semanas. De hecho, si esta ley que ahora consensuamos se aprobaba esta semana, iba a volver al Senado, que ahora entra en receso, y en donde tenía que discutirse en comisión. O sea que de todas formas hubiera transcurrido un mes.

–El jefe del bloque de diputados del FpV, Agustín Rossi, explicó que, vote lo que se vote, la Presidenta no vetará esta ley. ¿Qué cambió?

–Ahora se contemplan y especifican temas como la autoridad de los Parques Nacionales y las obligaciones del Sector Antártico, que en su momento fueron algunos de los fundamentos de aquel veto. Es importante destacar que Cristina Kirchner, en numerosas ocasiones, dijo que el desarrollo minero de ninguna manera puede implicar el deterioro de los recursos naturales, en particular el del agua. Y esta ley es mucho más protectora.

Los dueños de la tierra cuyana

DISPUTA JUDICIAL ENTRE LA UNCU Y EL GRUPO VILA POR 32 HECTAREAS
Los dueños de la tierra cuyana

por Federico Poore
Página/12, 02-07-2010

Autoridades, profesores y estudiantes reclaman que se respete la propiedad del terreno, cedido por el Estado a la Universidad Nacional de Cuyo. Una empresa del Grupo Vila pretende ampliar sus negocios inmobiliarios. La demanda llegó a la Corte Suprema.

Casi 32 hectáreas de tierra mendocina son el centro de una extensa disputa entre el Grupo Vila y la Universidad Nacional de Cuyo, un conflicto que lleva más de veinte años y que ahora está en manos de la Corte Suprema. La demanda, iniciada por el fallecido Alfredo Vila, sostiene que el empresario hizo mejoras en una porción de los terrenos cedidos por el Estado a la UNCu en 1980 y que, por ende, las tierras le pertenecen. Las autoridades y los estudiantes de la universidad argumentan que la figura se aplica en derecho privado y no en terrenos públicos y que la verdadera intención del dueño del multimedio es expandir su negocio inmobiliario.

Las tierras en disputa están ubicadas en la capital de Mendoza, al oeste de la avenida Champagnat y lindan con el barrio privado Dalvian, perteneciente a Daniel Vila, cuyo padre se presentó en 1986 ante la Justicia, reclamando la propiedad del terreno. El empresario aseguró haber ocupado los terrenos donde antes funcionaba el Polígono de Tiro –ubicados a cinco minutos del centro de la ciudad– de manera efectiva durante más de veinte años y que lo hizo en forma continua, pacífica e ininterrumpida.

“Ellos dicen que hicieron ‘actos posesorios’, pero nosotros pensamos que su interés es la expansión de su barrio privado”, expresó el vicerrector de la UNCu, Gustavo Kent, en diálogo con Página/12. “Estamos hablando de terrenos de dominio público, que tenían un fin público y que son inembargables. El único que puede desafectar los bienes es el propio Estado nacional por medio de una ley”, explicó.

En 1999, una sentencia del Tribunal Federal de Mendoza firmada por el juez José Manuel Rodríguez benefició al Grupo Vila. La UNCu apeló y la Cámara de Apelaciones de esa provincia –uno de cuyos miembros, Julio Petra, vive en el country Dalvian– confirmó el fallo, haciendo lugar a la demanda por usucapión (adquisición por el uso) presentada inicialmente por el empresario.

Frente a estos reveses judiciales, la UNCu presentó en 2007 un recurso de queja y luego un recurso extraordinario junto al Estado nacional, hasta que finalmente la Corte Suprema aceptó tomar el caso. Mientras tanto, el máximo tribunal estableció una medida de no innovar que el propio Vila violó un año más tarde, cuando en los terrenos en disputa aparecieron máquinas retroexcavadoras, camiones de Dalvian y una decena de obreros que comenzaron a hacer un acueducto, tal como denunciara la entonces rectora de la casa de estudios, María Victoria Gómez de Enrique. Las máquinas se fueron, pero la polémica sigue abierta y la Corte deberá expedirse en los próximos meses.

La postura de la universidad, que el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) apoyó mediante una declaración, es que los terrenos que Vila pretende “están afectados al dominio público para servicios educativos, y en consecuencia no pueden ser adquiridos por prescripción”, dado que son de uso común, excepcional e inalienable. El pronunciamiento agrega que, de acuerdo con el expediente, Vila nunca pagó un impuesto que corresponda a los terrenos. “Esta es la clave de por qué la universidad sigue con el litigio y por qué la Corte acepta nuestro recurso”, argumentó Alberto Molina, organizador de la primera movilización de los estudiantes de la UNCu por este tema. “La figura de la usucapión se aplica únicamente al derecho privado: yo dejo un lote, no lo ocupo, viene otra persona, lo mejora. Pero eso no se aplica al patrimonio público”, agregó Molina, que al momento del segundo fallo se desempeñaba como miembro del Consejo Universitario.

La semana pasada, varios estudiantes realizaron una nueva protesta marchando hasta la falda de la montaña junto al actual rector, Arturo Somoza, profesores y otras autoridades de la casa de estudios. “Aquí está en juego no sólo la restitución de terrenos a la UNCu –señaló entonces Somoza–, sino que este caso constituye un caso testigo acerca de la defensa del patrimonio público.”

Este diario se contactó con el Conjunto Residencial Dalvian para conocer la postura de la empresa ante el conflicto, pero sus representantes dijeron que se trataba de “información confidencial” y que debían consultar el tema con el directorio.

Fundado por Alfredo Vila en 1970, Dalvian fue uno de los primeros barrios cerrados mendocinos. Es promocionado como “el único emprendimiento urbano integral de Mendoza” y exhibe sus trescientas hectáreas como “una zona de privilegio, planificada sólo para residentes de nivel”. Algunos de sus vecinos ilustres son el vicepresidente Julio Cobos –de acuerdo con su declaración jurada, uno de sus ingresos proviene del alquiler de una vivienda en Dalvian– y la jueza Olga Pura de Arrabal, que en los últimos tiempos adquirió notoriedad por suspender la aplicación nacional de la ley de medios audiovisuales a través de una medida cautelar.

“Se llevan un instrumento de trabajo”

ALBERTO SILEONI BRINDÓ DETALLES DEL PLAN "CONECTAR IGUALDAD"
“Se llevan un instrumento de trabajo”

por Federico Poore
Página/12, 07-04-2010

Al término de una reunión con Cristina Kirchner, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, habló con Página/12 del programa Conectar Igualdad. “Hicimos una evaluación del lanzamiento y estamos satisfechos. Ahora queremos priorizar la transparencia de las licitaciones”, afirmó.

–¿Cuál es el modelo de las netbooks que se van a entregar?

–Son máquinas Classmate, de la familia de Intel. Se trata de netbooks pensadas para el nivel medio: tienen mucha capacidad y enorme rendimiento. Cuentan con dos sistemas operativos y 46 programas específicos instalados.

–¿Son para usar exclusivamente en el colegio?

–No, los chicos las podrán llevar al hogar. Creemos que parte del impacto social de estos instrumentos es que lleguen a la familia. En un acto novedoso, vamos a reconocer el esfuerzo que hacen los pibes por terminar el secundario y se las vamos a regalar cuando egresen. Es parte de nuestra lucha contra la deserción: que se lleven a la casa un título y un instrumento de trabajo.

–¿Para cuándo está prevista la licitación?

–La primera tanda ya está cerrada. Son 250 mil computadoras para las escuelas técnicas, que ya se están distribuyendo. La segunda tanda consiste en la entrega a todos los alumnos de las escuelas secundarias, es decir, 2.750.000 máquinas más. Para ello haremos otra licitación dentro de dos o tres meses. Nuestra idea es llegar a distribuir 400 mil o 500 mil este año y el resto entre 2011 y 2012.

–En 2005 se anunció un programa similar que proponía un millón de notebooks a cien dólares cada una. ¿Por qué fracasó aquel proyecto y qué recaudos están tomando para que éste sea exitoso?

–Aquel proyecto fracasó en dos sentidos. En primer lugar, el prototipo de Nicholas Negroponte no satisfacía los requerimentos que necesitábamos. El ministro (Daniel) Filmus encargó una investigación a la Facultad de Ciencias Exactas que arrojó que el prototipo no cumplía con nuestras expectativas de rendimiento. Por otro lado, la oferta de un equipo a cien dólares jamás ocurrió, ya que se fue encareciendo. Por eso nos abrimos de ese programa. Para el actual proyecto, probamos equipos que compramos para las escuelas técnicas y no tuvimos ningún reclamo. Además, un acuerdo de semejante envergadura hará que los precios tiendan a la baja y no al alza.

–¿Cómo trabajan en la adecuación de los colegios para la instalación de las máquinas, en términos de conectividad?

–Un porcentaje de la inversión que hacemos –740 millones de dólares hasta 2011– está dedicado a cuestiones de conectividad, infraestructura y capacitación docente. Sabemos que no es sólo el equipo.

“Apenas el comienzo”

FERNANDO "PINO" SOLANAS ALENTO A LOS JOVENES DE PROYECTO SUR QUE SE CONGREGARON EN LUJAN
“Este encuentro es apenas el comienzo”

por Federico Poore
Página/12, 14-03-2010

LUJÁN - “Si no construimos un movimiento amplio con aliados amigos, nos vamos a quedar con nuestras solas ideas”, le advirtió el cineasta a la juventud de su partido y la entusiasmó: “Estamos formando una construcción alternativa al bipartidismo”.

Ya había caído el sol en el predio de la Universidad de Luján cuando Fernando “Pino” Solanas se paró frente a su auditorio. “Este encuentro es apenas el comienzo, pero demuestra la convicción que existe en nuestra muchachada”, disparó, coloquial. Lo aplaudieron quinientos militantes de Proyecto Sur, venidos de distintos rincones del país para el primer Encuentro Nacional de Jóvenes del partido que dirige el cineasta. La multitud de remeras verdes y rojas lo escuchó con atención mientras explicaba cómo la “ciudadanía engañada, traicionada” generó el lugar para el crecimiento del partido. “La historia coloca las circunstancias para que construyamos un espacio nuevo, y hoy todas las encuestas nos colocan entre los cuatro candidatos con mayores chances”, remarcó Solanas. Sus partidarios le devolvieron un cálido “Se siente, se siente / Pino presidente”.

El candidato cantado de Proyecto Sur hizo una advertencia: “Este espacio va a competir por la gobernación nacional, pero por ahora lo nuestro solo alcanza para servir un copetín con cuatro aceitunas”. Luego de las risas del público, continuó. “Si no construimos un movimiento amplio con aliados amigos, nos vamos a quedar con nuestras solas ideas”, sostuvo, poniéndose serio por un momento.

De abajo del escenario lo observaban con admiración cientos de jóvenes, la mayor parte de ellos del conurbano, que habían llegado por la mañana a Luján junto a un grupo nada despreciable de viejos compañeros de ruta del cineasta. Varios de ellos portaban una remera del partido, en cuya espalda se podían leer los nombres de varias empresas estatales de antaño, incluyendo las obvias referencias a YPf, Entel y Ferrocarriles Argentinos. “Si se pudo, se puede”, rezaba la leyenda.

Solanas apeló a ese tipo de voluntades. “Hace dos años parecía que todo esto era verso –continuó, visiblemente cansado–. Pero vencimos los pronósticos de quienes decían que nos íbamos a separar, o que nuestras propuestas eran románticas, y pasamos del 7 por ciento al 25 por ciento de los votos en Capital Federal.” Más aplausos.

Pino sonrió. “Estamos orgullosos”, dijo. “Lejos de haber arriado nuestras banderas, las profundizamos, y conseguimos que otros bloques progresistas de sumaran a nuestro programa”, sostuvo, en obvia referencia a los bloques del socialismo y del GEN, con los que el martes pasado presentaron una audiencia pública en el Congreso. La conclusión feliz del dirigente fue que “hoy estamos plantando el tema de la ilegitimidad de la deuda junto a veinticinco diputados”.

Más temprano, se dirigieron a la audiencia como oradores invitados Mirta Baravalle y Adolfo Pérez Esquivel. “Estoy aquí consustanciada con los jóvenes que buscan nuevos caminos”, dijo la integrante de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora. El Premio Nobel de la Paz expresó un mensaje similar. “Ustedes, los jóvenes, tienen que tomar la posta, el testimonio de una conciencia. Por favor, no vendan sus almas. Sean coherentes entre el decir y el hacer”, pidió Pérez Esquivel.

La apertura del encuentro la había dado cerca del mediodía el propio Pino, quien expresó que la nueva fuerza que comanda “tendrá fuerte protagonismo de la juventud o no será”. A su exposición le siguió la instalación de “rondas temáticas”, donde los jóvenes –unos quinientos acreditados, muchos de los cuales tenían su primera experiencia política– debatieron con distintos referentes del partido. Las más concurridas fueron las de Comunicación y Universidad, a cargo de Julio Raffo y Jorge Cardelli, donde las aulas fueron desbordadas por encendidos debates políticos.

“Lo más increíble fue encontrarse con un montón de compañeros de todos lados, personas que estaban haciendo lo mismo que nosotros pero en la otra parte del país”, dijo Facundo, que provenía del Partido Socialista Auténtico. Detrás de él, un puesto improvisado intercambiaba remeras del partido o las vendía al “popular precio” de veinte pesos. Mientras una voz en el altoparlante pedía voluntarios para pintar un mural, Facundo recordó que muchos de los presentes se vinieron “desde Mar del Plata, Mercedes, Neuquén”. También hubo una fuerte presencia de los distritos de Avellaneda y Vicente López: cada localidad había armado su propia bandera verde y la exhibía con orgullo en las paredes de las aulas.

A la tarde, agradable y ventosa, se la acompañó con malabares, guitarreadas y canciones de Mano Negra, mientras circulaban los termos y los mates. Se avistaban numerosas remeras pacifistas y anarquistas, y sobraban las referencias a la unidad latinoamericana. La mayor parte de los presentes no pasaba los veinticinco años. “El grueso de nuestros votantes es sub-30”, expresó el legislador Julio Raffo. “Si en las elecciones de la Ciudad votaban sólo los jóvenes, ganábamos cómodamente”.

En el predio frente a uno de los módulos se montaron decenas de coloridas carpas, donde varios militantes se preparaban para pasar la noche. Los demás se volvían para Capital y regresaban para el cierre. El encuentro finalizará hoy con la proyección de películas y las conclusiones finales.

Fue una jornada extensa y los organizadores estaban entusiasmados por la convocatoria. La conclusión del día la dio el propio Solanas cerca de las nueve de la noche, cuando saludó a los presentes y anunció: “Estamos formando una construcción alternativa al bipartidismo, un movimiento de carácter emancipatorio”.