Solito y solo

TODOS LOS BLOQUES OPOSITORES PORTEÑOS VOTARON POR INVESTIGAR AL JEFE DE GOBIERNO, PERO EL PRO BLOQUEO LA INICIATIVA
Más solo que Macri en el Día del Amigo

por Federico Poore
Página/12, 21-07-2010

La oposición buscó en la Legislatura porteña crear una comisión investigadora, citar a declarar a Macri y hasta obligarlo a que se tome licencia. El macrismo pudo postergar la movida y ahora los proyectos seguirán su trámite normal.

A duras penas, el macrismo pudo frenar ayer la creación de una comisión investigadora sobre las escuchas ilegales, luego de una ardua discusión en la Legislatura acerca de las responsabilidades penales y políticas del procesado jefe de Gobierno, Mauricio Macri. En una votación que se hizo sobre tablas y que requería al menos 40 votos para prosperar, el PRO impuso sus veinte bancas y bloqueó las iniciativas opositoras, incluyendo una citación a Macri para que declare en el recinto y otra solicitud para que se tome licencia. Lo llamativo fue que todos los bloques opositores votaron en contra de los deseos del jefe de Gobierno, que debió ser sostenido por su propia tropa. Tanto esfuerzo macrista servirá para poco: los proyectos ahora pasarán a comisión y al volver al recinto podrán aprobarse con mayoría simple.

Al término de la sesión especial, todo el arco opositor difundió un comunicado en el que repudió la actitud macrista de no aceptar “ni siquiera pedir el expediente” para contar con las pruebas utilizadas por la Justicia. “El gobierno, frente a la crisis, prefiere las conferencias de prensa y hablar a través de Internet y las redes sociales en lugar de respaldarse en el funcionamiento institucional”, aseguraron. El texto llevó las firmas de los bloques kirchneristas, Proyecto Sur, la Coalición Cívica, UCR, Nuevo Encuentro y numerosos monobloques, incluyendo al ex PRO Daniel Amoroso, actualmente en las filas de Francisco de Narváez.

La sesión, originalmente citada para las 15, arrancó con casi dos horas de retraso por negociaciones de último momento entre el vicepresidente primero de la Legislatura, Oscar Moscariello, y los titulares de los distintos bloques, que discutieron sobre el formato del encuentro. Finalmente se acordó que cada fuerza hablaría brevemente en el recinto y luego se haría, sobre tablas, la votación de las diferentes iniciativas opositoras. Sabiendo que había varias ausencias y al menos veinte macristas (en una sesión que comenzó con 49 legisladores), los opositores entraron al recinto con el resultado puesto.

“No puedo creer que haya un solo diputado de este recinto que no quiera que se conozca la causa y que no esté interesado en investigar”, expresó Julio Raffo, de Proyecto Sur. “Esta crisis no se resuelve ocultándose en los medios de comunicación”, reclamó el titular de su bloque, Fabio Basteiro, que pidió una comisión investigadora que tenga como fin “no reemplazar la tarea de la Justicia”, sino analizar “el mal desempeño de las funciones públicas” del jefe de Gobierno.

El titular de la bancada de la Coalición Cívica, Fernando Sánchez, defendió la posición opositora que tomó su fuerza al asegurar que “no se pueden leer segundas intenciones políticas ni ánimo de obstruir gestiones de gobierno. Ninguno de nosotros nombró al Fino Palacios ni a Ciro James”, lanzó.

Las coincidencias opositoras fueron en aumento. El peronista Diego Kravetz, autor del primer proyecto de comisión investigadora, aseguró que las charlas con los demás bloques resultaron en “propuestas superadoras” a su iniciativa “que podrían llevar a la apertura posterior de un juicio político”. “La Justicia va por un lado; nosotros tenemos que analizar las responsabilidades políticas –dijo Kravetz–. Es incomprensible que la mayoría no acompañe.” El kirchnerista Francisco “Tito” Nenna recordó a su turno que es la primera vez que un jefe de Gobierno procesado sigue en funciones y denunció que aquellos que no permitan la conformación de la comisión “serán cómplices de esta situación”.

Los cachetazos opositores se sucedieron uno tras otro. Todos resaltaron la gravedad de la situación de Macri (se insistió sobre la existencia de una “crisis institucional” en la Ciudad) y terminaron pidiendo –según el caso– un juicio político, la comisión investigadora, un pedido de licencia o que el jefe de Gobierno declare en la Legislatura. Incluso el ex macrista Daniel Amoroso, actualmente en el bloque Unión Federal que responde a De Narváez, pidió que se conforme una investigación, al entender que era “el mejor ámbito para que el jefe de Gobierno brinde las explicaciones que le sean requeridas”.

La defensa

Los macristas se limitaron a repetir los argumentos de su jefe procesado. “Es difícil pensar que es una casualidad que el llamado que desató todo esto provino de los servicios de inteligencia”, expresó Martín Borrelli, que también habló de un “esquema de amedrentamiento, acomodamiento y apriete” del gobierno nacional que puso en su cargo a los camaristas que fallaron contra Macri. Borrelli vinculó el tema de las escuchas con la SIDE y pidió discutir el tema “en el Congreso Nacional”, reclamo que fue acompañado por su compañero de banca Helio Rebot. “Hay cosas que tendrían que ser dichas en otro lugar”, sugirió, eludiendo las acusaciones. “Nosotros no estamos para rechazar el debate”, completó Alvaro González.

No obstante, minutos después se sometieron a votación las distintas iniciativas opositoras y el PRO las rechazó en bloque. La creación de una comisión y la convocatoria al jefe de Gobierno para que declare consiguieron 31 votos a favor, mientras que el pedido directo de juicio político (17), la solicitud de licencia (20) y el pedido del expediente de la causa contra Macri (29) también quedaron lejos de los cuarenta votos. Cada iniciativa recibió el rechazo de la bancada macrista.

“Me parece que el PRO lo único que hizo fue ganar tiempo”, expresó a Página/12 Gonzalo Ruanova, de Nuevo Encuentro. “En una semana y media, a más tardar, se va a tener que tratar en comisión”, agregó. Marcelo Parrilli confirmó que “todo va a quedar para agosto”, dado que hay temas pendientes en otras comisiones y que se acerca el receso invernal. Al cierre de esta edición, los distintos espacios aún no sabían si habría sesión el jueves o si la Legislatura ya entró en un receso de dos semanas.

Los expedientes pasaron a la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde el PRO tiene mayoría. Los opositores esperan que se vote un despacho de minoría que luego deberá ser aprobado en el recinto, donde alcanza con mayoría simple.