Entrevista a Pino Solanas

FERNANDO "PINO" SOLANAS, CANDIDATO A PRESIDENTE DE PROYECTO SUR
"Los radicales se olvidaron de Yrigoyen"

por Federico Poore
Página/12, 18-01-2011

Luego de pasar unos días en familia en Brasil y Uruguay, Fernando “Pino” Solanas volvió a Buenos Aires para trabajar en el agitado año electoral que tiene por delante. El cineasta mantiene intensos contactos con la titular del GEN, Margarita Stolbizer, pero se niega a acompañarla en un frente con la UCR. “Los radicales ponen el acento en lo institucional, pero se olvidaron de Yrigoyen”, dispara. Mientras trabaja en el montaje de su nueva película, Oro Negro, insiste en que no se va a presentar como candidato en la Ciudad. “No queremos regalar nuestros votos nacionales”, asegura.

–¿Todavía existe la posibilidad de que Proyecto Sur cierre un acuerdo con el GEN, el socialismo y la UCR?

–Lo vamos a buscar hasta las últimas instancias. De hecho, estoy por llamar a Margarita (Stolbizer), le tengo que devolver una carta muy atenta. Nos enorgullecería conformar un gran armado junto a ella.

–Sus socios insisten en llevar el frente al radicalismo...

–Ese es nuestro punto de discordia. Tiene que ver con estructuras del bipartidismo con las que no pensamos hacer ninguna alianza, porque representan los intereses neocoloniales y del establishment. Nuestra fuerza nació para desplazarlas. Con el kirchnerismo nos ha dividido su línea de continuidad con la entrega de recursos mineros y petroleros, es decir, la cuestión nacional. Con el radicalismo ha pasado lo mismo. Ellos ponen el acento en la cuestión democrática, republicana, institucional, pero en la cuestión nacional hace varias décadas que se olvidaron de Yrigoyen. Para nosotros, los castillos que (Eduardo) Brizuela del Moral tiene en Catamarca no tienen ninguna diferencia con (José Luis) Gioja.

–O sea que descartaron acompañar a la UCR, lleve a quien lleve de candidato.

–Por supuesto. Que no lo tome a mal ninguno de los dirigentes radicales, tengo relaciones afectuosas con la mayor parte de ellos, pero ellos saben bien que después no gobierna su partido, sino el núcleo duro, con los Nosiglia a la cabeza. Es igual que en el PJ.

–Stolbizer sostuvo que la mejor opción en un potencial armado es que usted compita en la Ciudad, ya que tiene la chance de ganarle a Mauricio Macri...

–El proyecto nuestro no es si le ganamos a Fulano o a Mengano, sino transformar el país. Somos de las pocas fuerzas que pueden explicar su proyecto, decir cómo se financia y cómo se hace. A mí me causa gracia que la gente del Gobierno, los radicales, Alfonsín, Stolbizer... todos me quieren colocar en la Ciudad de Buenos Aires. Es cierto, nuestro espacio atrae simpatías tanto del progresismo como del peronismo, pero no queremos regalarle nuestros votos nacionales al bipartidismo.

–¿Cree que puede llegar a ser presidente en 2011?

–No quiero hacer futurología ni parecer un chanta. Parecería que los crecimientos son lentos, pero nosotros tuvimos una sorpresa muy grande en 2009. Nadie imaginó que íbamos a multiplicar nuestros votos por cuatro. Además, los candidatos de 2011 ¿son tan invencibles? La fuerza nueva es la nuestra y aspiramos llegar al ballottage. La lógica parecería decir que estamos lejos, pero ¿quién puede asegurarnos quiénes van a ser los candidatos en junio, julio? ¿Alguno puede afirmar que Cristina va a ser candidata? ¿La señora aguantará la presión de las fieras salvajes en la disputa por los espacios? Ese trabajo sucio, desagradable, lo hacía Néstor, ¿quién va a manejar todo eso? ¿Y si la señora da un paso al costado y el que va es Scioli? En el radicalismo, una cosa es Alfonsín, otra es Sanz y otra es Cobos. El GEN con unos va y con otros no. Por eso hemos dejado casi todos los espacios abiertos hasta marzo o abril, diciéndoles a nuestros amigos que no hay que perder esta oportunidad histórica.

–¿Cómo evalúa la actuación de su bloque en el Congreso durante 2010?

–Nuestro interbloque presentó más de cuatrocientos proyectos. Con 11 diputados, el 4 por ciento de la Cámara, elaboramos el 14 por ciento de todas las iniciativas. Fuimos uno de los bloques que más trabajaron y colocamos grandes temas en el debate: repusimos la ley de protección de glaciares, se llegó a votar afirmativamente en todas las comisiones el tema de la deuda externa... Tuvimos un gran éxito en el proyecto de sanciones a las empresas que operan en la Argentina ligadas a las petroleras que operan en Malvinas, votado por unanimidad.

–¿Qué sucedió con la iniciativa sobre la producción de papel para diarios? El bloque había presentado un proyecto, pero más tarde fue desautorizado...

–Ese proyecto tuvo un error (N.d.R.: la iniciativa de Cecilia Merchán establecía que ninguna empresa de medios podía participar de una papelera; según se adujo, la idea no era ésa, sino limitar al 10 por ciento las acciones de un medio en una fábrica de papel), y políticamente sabíamos que no se iba a tratar en ese momento. El proyecto es válido, pero tenía ese error que hacía que el objetivo final se desdibujara. Lo vamos a volver a impulsar este año.